lunes, noviembre 27, 2006

Serenata para tu beso

"Por falta de palabras digo gracias"
Camila C. H.
_____________________________


He decidido soltar
esta noche
en el frío aire
una canción;
un gran enjambre
de notas alegres,
que vuelen libres
hasta vos.


He decidido lanzar
al viento
notas que bailen
sobre el silencio,
sonidos-gaviotas
para la noche
y para tu beso
sólo el tiempo...


C. Del valle.

sábado, noviembre 25, 2006

El Engaño

Escrito sin destino.
CDV
______________________

La calumnia y las injurias han salido de paseo,

Mientras en la caverna oscura se sentaban los asaltantes de cariño a meditar su gran golpe.

Aquellos pocos que les lanzaban monedas a la fuente de los deseos se volvieron avaros y ya no
le tiraban ni un cinco porque era mucho dinero para comprar una esperanza,

Los millonarios de sonrisas despilfarraron su fortuna en absurdos video juegos de melancolías.

Los que tocaban la trompeta antes de que naciera el día ya no vuelan entre los tejados,

La mirada se cayó en un charco de los que deja la lluvia cuando no sabe a dónde correr,

Llorando se despidió la aurora cuando se dio cuenta del engaño…


C. Del Valle

viernes, noviembre 03, 2006

Viajante

Aqui voy,
caminando como siempre.

Entre el letargo de una ciudad
que apenas despierta,
entre las miradas-silencio de los indiferentes.

Disculpen si a alguien molesta,
pero todavía no aprendo
como dejar de caminar.

C. Del Valle

jueves, octubre 19, 2006

Pequeña serenata diurna (Silvio Rodríguez)

(Sin comentarios)
C. Del Valle
_______________________

Vivo en un país libre
cual solamente puede ser libre
en esta tierra, en este instante
y soy feliz porque soy gigante.
Amo a una mujer clara
que amo y me ama
sin pedir nada
—o casi nada,
que no es lo mismo
pero es igual—.
Y si esto fuera poco,
tengo mis cantos
que poco a poco
muelo y rehago
habitando el tiempo,
como le cuadra
a un hombre despierto.
Soy feliz,
soy un hombre feliz,
y quiero que me perdonen
por este día
los muertos de mi felicidad.

1974

miércoles, octubre 18, 2006

Sobre los Idealistas (antítesis del materialismo)

Me han pedido un favor. He aceptado y publico lo siguiente:
_____________________________________________

Los idealistas no saben cómo explicarse la vida,
cómo hacer un balance,
cómo se mueve el mundo.
Ellos creen que lo saben
y se inventan conspiraciones
que embriagan
y actúan bajo el efecto
de su propia embriaguez.

Los idealistas no saben distinguir
entre sus mounstros imaginarios
y las vidas de los que les rodean,
así que se inventan sus propios cuentos de miedo,
sus narraciones sobre seres que devoran almas,
sus destructores de vidas
y aprenden a lanzarle la "culpa" a los demás.

Los idealistas andan por ahí
víctimas de su propias invenciones,
buscando víctimas y victimarios,
buscando culpables,
buscando asesinos para su propio suicidio...

Los idealistas creen en el destino,
ya sea por la venganza,
ya sea porque se debe cumplir
algún "mandato divino"
-"dios me ha elegido para vós"-

Los idealistas no comprenden
el desarrollo de las partes, de los actores sociales,
de lo objetivo, de lo subjetivo,
no comprenden al materialismo.

Los materialistas analizan,
hacen un balance no parcial,
estudian la situación y aprenden de la historia.

Si así no fuera, serían lanzados de un lugar a otro
sin explicaciones aparentes,
muriendo por la locura
de sus propias persecusiones,
pensando que siempre
para (su) "justicia", el tiempo.

Colaboración de F.F. - C.C.H.

viernes, agosto 18, 2006

Chicharras Azules, Moscas Imaginarias y Lugares Ajenos...

Las puñaladas del silencio me cortan los brazos
-¿sin brazos cómo podré abrazar?-

El alma se me pudre y el pellejo se me endurece, como de barro
-Con el alma desecha y el pellejo duro ¿Cómo podré sentir?-

Las miradas en el suelo, tropiezan mi paso
-Sin camino ¿Dónde voy a dormir?-

Las esperanzas rotas vuelan y se estrellan contra mi ventana
-Con esas luciérnagas ¿Cómo voy a mirar el cielo?-

C. Del Valle

martes, agosto 15, 2006

Apuntes al intento de Ensayo sobre las Bases Materialistas del Amor

Advertencia: el siguiente es un borrador de la primera parte de este ensayo, solicito lo lean y aporten lo que consideren necesario. Luego lo discutiremos un poco. Por su caracter de borrador (y por estar hecho a las 2:29 am) tiene muchas deficiencias en la redacción y talvez en la exposición de los puntos.

__________________________________


Sobre el amor se ha dicho mucho. Pero yo creo necesario decir algunas cosas que a mi parecer no creo que les agrade mucho a los defensores de lo “mistico”, a esos idealistas bien intencionados…

Trataremos de abordar este tema desde una perspectiva materialista. Es un poco difícil este analisis, al igual espero todos los aportes que puedan dar aquellas personas que lo lean (que no son muchas, ya que este blog no es muy visitado por dicha).

Yo considero lo siguiente como la raíz de eso que nos hace fantasear, llorar, suspirar, sonreír, caminar como idiotas con la mirada en los recuerdos bonitos, etc., etc., en fin… amar.

Todo proceso de conocimiento es fundamentado en el trabajo. Es decir, todo lo que conocemos es una abstracción que hace nuestra mente de las cosas reales, materiales. Pero esta abstracción es en sí misma un proceso de construcción de estructuras que realiza el cerebro para almacenar la información. De igual forma los sentimientos pasasn por este proceso de decir que a tal estructura mental reaccionamos a nivel bioquímico de determinada forma. Los sentimientos también son construcciones mentales, construcciones que se llevan a cabo por la socialización a la que nos enfrentamos desde que nacemos, pero esto lo detallaremos más adelante. Por ahora nos referiremos un poco a algunas preguntas muy comunes.

¿Por qué nos atraen algunas personas y otras no?

Desde la perspectiva de lo que se podría decir es la Sociobiología, el tema es abordado a través de explicaciones que buscan sustento en el comportamiento animal.

El ser humano es un animal, un animal con características especiales (que son las que lo hacen humano) pero animal. Como miembro de este reino en la naturaleza, está sujeto a ciertas cuestiones que influyen su comportamiento, cuestiones que pueden ser puestas en evidencia con mayor claridad desde las otras especies. Es así como la sociobiología logra identificar a través de la comparación, los procesos químicos y genéticos que influyen en el comportamiento humano. Aquí se resalta como un principio que la perpetuación de la especie es lo que mueve a los individuos en estas cuestiones, y en definitiva en todas las otras cuestiones. ¿Cuál es objetivo de la vida? ¡Dejar más vida!

Desde esta explicación se ha dicho por ejemplo que lo que popularmente se concibe como “amor a primera vista” es una mezcla de varios factores, entre los que se destaca la composición física y química del individuo.

Existen algunas teorizaciones sobre el principio biológico del “sex appeal”, por ejemplo en el caso de las mujeres que las caderas anchas pueden ser por la necesidad de que puedan tener un parto sin complicaciones, etc., pero eso no lo tomaré en cuenta porque no le encuentro todavía mucho sustento.

Por otro lado se afirma que los factores químicos influyen de forma muy directa, pues es a través de sustancias tales como las feromonas que se puede conocer inconscientemente cual es el estado de salud de individuo, que tan ventajosa es su composición genética para la especie, su estado de celo, etc.

En el ser humano se dice, que al momento de besar no sólo se está demostrando el afecto que se sinete por la otra persona, sino que también se está “sondeando” su compatibilidad genética de una forma inconsciente, ya que al acercar la nariz a esa zona de su rostro, se entra en contacto con una zona que produce sustancias que dicen la composición genética del individuo. (Eso, si nos volamos un poco más, podría explicar porqué nos gusta tanto besar a alguien y no a otra persona… ja ja, sin embargo no todo se queda ahí pues va ligado a otro punto muy importante).

Otro de los aportes de este enfoque es el papel que le otorga al movimiento en sí. Entre las otras especies animales podemos ver cómo el movimiento es un factor importante para la selección sexual. A través de bailes de cortejo elaborados, los individuos hacen gala de la salud que gozan sus genes, que reflejan así coordinación, fuerza y otras características deseables para unas buenas crías.

Así en el ser humano –utilizando una frase popular- se dice que “la primera impresión es la que cuenta”, ¿por qué? Por el movimiento.

Con la forma de movernos decimos mucho de quienes somos o cómo nos sentimos.

Y aquí iniciaré a repasar los puntos en los que no estoy completamente de acuerdo con estas teorías.

Me parece que hace aportes muy importantes sobre los factores biológicos que nos influyen en la eleccion de una pareja (o más, jaja) pero olvida algo muy importante: que el ser humano no es sólo animal, sino también animal social. La capacidad superior de construcción de estructuras mentales que posee el ser humano hace que este reaccione de una forma diferente ante los impulsos bioquímicos y físicos que influyen en la selección sexual. No sólo es el hecho de que se expresen estos factores, es también el cómo los interpreta el individuo, la presencia de sus propias construcciones mentales, es decir de la socialización que ha llevado.

Por ejemplo, decimos que cierta sustancia quiere decir cierta composición bioquímica de un individuo y en cierto individuo en particular ese olor dice “malas características genéticas para dejar descendencia”. Pero la abstracción que realiza su pareja o futura pareja (y corro el riesgo de que me digan determinista por centrarme en sólo este punto para emitir este criterio, pero más adelante les aclaro todo el panorama) de ese olor es determinada por la estructura mental que ella construyó a través de su vida, dentro de la cual ese olor le parece bueno para elegir a su pareja.

O bien, si hablamos del rollo del movimiento decimos: veo caminar a tal persona (por poner el movimiento más obvio que podemos percibir conscientemente) de tal manera y puedo decir “es un pipi”, “es homosexual”, “es marimacha”, “es una lacra”, etc. pero todas estas clasificaciones no son producto del movimiento en sí sino de la estructuras mentales que yo he construido a través de mi socialización. Y además, el qué me parece a mí agradable ya es otra construcción, es decir si yo creo que si ella es pipi es una característica deseable o no, etc.

La socialización

Siguiendo un poco con el tema, la socialización juega un papel más que importante en cuáles estructuras mentales hemos construido para elegir pareja.

Cuando somos niños y apenas iniciamos a conocer el mundo, se nos enseña cómo comportarnos, cuales características son deseables para la sociedad (al menos para esa microsociedad que es la familia, convertida en el todo a los ojos del niño).

(continúa)

Sobre Noches y Misterios

El misterio de la noche cae por el agujero frío de la desesperación, por el abismo cruel del abandono, por la esperanza inútil de sonreir algun día, de reírme de mis pasos en falso, de soñar alegrías pasajeras...
El misterio de la noche se pierde entre la oscuridad hambrienta de formas, entre las tristezas y penas solitarias, entre las plazas vacías por las que camino, entre las bancas de los parques vacíos y callados...
El enfermo gris -aquel de sombrero y tabaco- se sienta a olvidar lo que desea recordar para siempre; se sienta en las sombras a pensar sobre cómo el cielo se cae a gotitas, sobre cómo se pierde el misterio de la noche, sobre cómo la luna llora, sobre cómo se debe consolarla con poemas, sobre cómo se renace de las cenizas, sobre cómo amandita sonríe, sobre como un extraño al que lamentablemente conoce se sienta a pensar en un parque cuando no hay más palomas que coman del pan que les tira...
El misterio gris se perdió entre tus manos, se murió con los abrazos...

C. Del Valle

miércoles, agosto 02, 2006

Intento de Ensayo sobre la Inseguridad

Sí, es cierto, eso de que ando por ahi vagando, es cierto. lo que no es cierto es que no esté seguro de algo: de mi inseguridad. bueno eso creo. A todo esto, ¿Qué es la seguridad? No lo sé todavía, no estoy seguro de saberlo. Es cuestión de cómo cada quién asimila ese rollo de la seguridad. Por un lado si seguridad se refiriera a salir a caminar por la ciudad gris con la sonrisa puesta porque se sabe bien a dónde se va y se conoce con seguridad la hora de salidad y la hora de regreso, entonces no sé bien si soy seguro. pero si la seguridad significa salir a caminar con el dinero suficiente en el bolsillo como para tomarse un café con los amigos, pagar un transporte (bus, taxi...), pasar a comer un poco, salir en la noche a tomar unas cervezas; creo que tampoco soy muy seguro. En realidad sí, si ud está pensandolo, no estoy seguro de lo que escribo. No, claro que no. Salgo una noche por una cerveza y regreso a mi casa cortado, con un robo en mi mano, con una patrulla en mi recuerdo confuso, un silencio y una sonrisa extraña... un par de regañadas por el alcoholismo y un suspiro... Ah! y perdí todo el dinero que andaba.
¿Eso es inseguridad? Talvez, pero he vivido así y llevo 28 años de conocer esta vida. Milito, es lo único de lo que estoy seguro. Si es cuestión de sobrevivir, estoy inseguro de lo que comeré mañana, de si tendré para pagar las cuentas de mi techo o de si podré mirar unos ojos claros que reflejen ternura y cariño...
Sí, si lo que ud piensa es que estoy hablando paja a lo loco, tengo algo que decirle: sí. Eso es todo, hace tiempo que no me sentaba así, a volarme sobre lo que quiero decir o lo que no quiero decir, a rodar sobre el teclado sin ningún sentido, sin ningún tema, aunque tengo un tema: la inseguridad. Al finde cuentas ¿Qué demonios es eso?
Si alguno de uds (uds que han decidido perder el tiempo por este lugar estéril, y que se los agradezco) tiene una opinión sobre la inseguridad ecriban un comentario que será bien recibido.
Saludos, con mucho que decir y con poco que puedad escribir,
Carlos.

martes, julio 25, 2006

Una transcripción

Debo disculparme. No puedo hacer más que recordar algunas cuestiones dulces y para ello (cumpliendo una promesa de no escribir más sobre esto) he tenido que transcribir esto:
_______________________________________

Tu boca

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos la cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mi manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.
(Julio Cortázar)

_____________________________________________

No puedo dejar de tener cara de idiota cuando pienso en esto, aunque ya no existe.

Fragmento

"...y la luna renace
con los cantos de los poetas
que se ocultan en las sombras
a llorar las penas muertas.

Ayúdame luna,
triste estrella mal hecha,
que cada mes te desvaneces
y como el fénix despiertas,

Ayúdame estrella
de cercana compañía,
que esta noche los perros
acompañan mi melancolía…"


C. del Valle

jueves, julio 06, 2006

La escena de la ventana

-¿Que haremos cuando esto se termine?
No me preguntés que no quiero pensar en eso.

-¿Y si todo vuelve a ser como antes?
No me lo digás
que no quiero saber que hay futuro-sombra
más allá de este instante.

-¿Estás consciente de la locura que hacemos?
No hace falta que lo preguntés si la respuesta es más que obvia...

-¿Querés seguir adelante?
Si lo preguntás
es porque tenés miedo de continuar
con los milagros de mis espejismos.
Se ve muy claro
que si estoy aquí es para seguir caminando
a tu lado.

Lo más fácil sería huir y olvidarme de todo
lo que ha pasado,
dejar pasar los besos en la frente,
mis dedos-caricias en tus cabellos,
olvidarme por completo
de las miradas del silencio más íntimo de los dos...

Debería dejar que tus memorias no regresen,
pero las mías sí regresan,
las mías siempre vuelven
junto al arco pronunciado de tus cejas,
tu aliento-descanso,
y tus pestañas -fuente de mis letras- cerradas por el cansancio.

Dejáme escribir un poco sobre la tristeza-alegría
de saber que algún día
las espirales nacieron...

Es difícil no decir nada,
sobretodo cuando lo que viene desde adentro
de mi pecho,
es una contracción del alma
que a pocos me desgarra las ganas
de reír,
pero que a su vez
me borra las lágrimas-agua-mar...

Dejáme esta noche contemplar tus memorias
y descubrirte en las ventanas,
limpia, dulce, talvez cansada;
para poder calmar con tu imagen
las angustias-ansias
de saber que no estarás por la mañana
caminando en esta habitación.

Dejáme descubrir que en tus secretos
todavía guardás por lo menos
un recuerdo
de lo que nunca fui,
de todo aquello que nunca te pedí...

C. Del Valle

Algún Intitulado (perdí la cuenta)

Tu boca,
ese desliz interminable de locura que me envuelve
en los recuerdos de las noches rotas,
hace que no pueda dejar morir la historia de los dos...

Yo no te he pedido nada,
y aunque sé que nada he de obtener de vós,
me consuela que estarás
en medio de la gente,
mirando como pasan las nubes-cemento
detrás de las ventanas de mi oscura habitación.

(Otro de esos borradores viejos que es necesario publicar aún cuando está desactualizado)
C. Del Valle

Otro suspiro ausente

Por favor, no digas nada esta noche...
Ayer juraste que los sueños se viven,
estrechazte mi piel con tus dedos y me decías:
¿ves? esto no es un sueño.

Por favor, guarda silencio.
Quiero que la noche pase tranquila junto a tu pecho,
que nuestras frentes se rocen en la quietud de las almohadas
y que tu respiración no sea mi memoria amarga...

Te lo pido,
guarda el secreto de lo que hay más allá de esta noche...
No quiero que este momento se opaque con los temores
de lo que vendrá al salir de nuestro silencio,
al salirme de tu pecho...

Por favor, sólo jurame una cosa:
Este sueño es real,
¿cierto?

Por favor, no me pidas olvidar...


C. Del Valle

martes, julio 04, 2006

Un tango me inspiró y terminé en la sombra...

Soledad, amante y compañera,
hoy venís de nuevo y te posás en la cabecera
de mi lecho,
a romper el ruido moribundo
y sembrar el gris-silencio
en la caótica ciudad.

Soledad, silenciosa dama,
la nocturna llama
en los arrebatos del corazón.
La que contempla mis noches
y los deslices luna-cobre
del placer de no morir.

Soledad, que me acaricia la frente
me sonríe,
me dice detente, falta mucho por andar...
Me aconseja guarde fuerzas,
quedan muchas penas que llorar...

Soledad, vos siempre estarás...

C. Del Valle

domingo, julio 02, 2006

Final tentativo en cuatro actos y un bonus para entenderlos.

Carmen:
Cuando te conté sobre este final para la historia, me dijiste que no era posible, que todavía no tenía un final. Parece que ahora vós le has dado un significado al punto (.) que yo comenté hace poco.
Lástima, me duele.

A todos los demás (y no por eso menos estimados):
Este es un final tentativo para el cuento corto (eterno). Espero que (no) les guste. A mí no me gusta ni me disgusta, sólo me duele por carlitos.


______________________________________

Acto I.1

-Mariuge querés ir por una birra?
-Ay carlitos, estoy cansada.
-Vamos, con una sóla se te pasa. Recordás? no hay mal que dure dos birras...
(sonrió)-Está bien, pero sólo una...
-Claro, como siempre- como si no nos conocieramos, una, y otra, y que interesante conversación, y otra y ...- De por sí yo no tengo plata.

El mismo lugar de siempre. Ahí sentados conversabamos un poco sobre los cursos que he perdido, lo irresponsable que me he vuelto, sobre los problemas de salud que ahora me atacan, u ella sobre lo mucho que le gusta lo que estudia, sobre lo que le pasó ayer cuando hablaba con su familia, sobre sus recuerdos y aventuras del colegio... lo normal de siempre.

-Carlitos, pero decíme, desde hace un tiempo estás un poco extraño, no sé, como triste. ¿Qué pasa Carlitos?

(Esa frase. Cuantas veces la he escuchado en las últimas semanas. No sé, muchas. Cada vez con una entonación distinta pero con un sólo recuerdo, el de la entonación de tu boca)

-No pasa nada. Sólo un poco cansado, eso es todo.
-No carlitos, eso no es. Yo te conozco y no sos así cuando estás cansado. Decíme, para eso están los compas, no sólo para las mesas de tragos. ¿Recordás?
-No se vale usar frases mías...
-Está bien. ¿En qué pensás?
-En nada, sólo me perdí en una luz...
-No se vale usar frases mías...- Reímos como los tontos que parecíamos, como los niños que fingíamos, como los dos extraños conocidos que éramos. Finalmente me perdí de nuevo en una luz, en su luz, en la de sus ojos-ternura brillantes- ... ¿Me vas a decir en qué pensás?
-En todo y en nada concreto.
-¡Qué específico!-Sonrió de nuevo, esa sonrisa que no se finge. Esa sonrisa de niña que tiene cuando juega a dejar entre ver los secretos de la mujer que ella es.-No se vale, tenés que contarme.
__________________________________________________

Acto II

Ileana nunca me contestó. Necesitaba hablar con ella de nuevo, necesitaba que me respondiera el mensaje, que fuéramos a tomar un café y me aconsejara, yo no sé qué es lo que debo hacer.

Ahora ya no sé hacia donde debo caminar, las direcciones se vuelven muy confusas y no es sólo por utilizar una metáfora, estoy perdido en la ciudad que habitan aquellos que desean desmanuzarte, destrozarte y hacer una parrillada con vós. Aquí estoy corriendo bajo la lluvia de espinas tratando de no pensar y sólo sentir, pero no puedo haqcerlo poruqe no sé lo que siento, no sé lo que tengo pero sí conozco profundamente lo que me hace falta...

Desearía poder dejar de correr como quien huye de todo, pero realmente estoy huyendo de todo. Esa es mi acción más inmadura y con la que siempre he luchado. Lucho por no huir pero lo estoy haciendo, estoy obligado a hacerlo... Estoy corriendo, lluvia, espina, Mariuge, hígado (Ndembu)... me tiembla el pulso y trato de sostener entre mis manos mi pecho que quiere estallar pero se me resbala y escucho como se alejan los sonidos, los gritos, la gente que se vuelva confusa y transparente...
___________________________________________

Acto III
(el acto más hermoso, el sueño más dulce de carlitos)

-Está bien Mariu, te diré que me perdí en una luz pero no en cualquiera, me perdí en vos...
-¿De qué hablás carlitos?, no entiendo- dijo con una semisonrisa mal disimulada, mientras dejaba que yo percibiera ese aire a juego para obligarme a vencer mis propias trabas para contarle todo...
-Mariu, ¿Es posible que no entendás?
-No sé, talvez... Explicáme... Tenés que hacer algo, ser más específico... sino no entiendo...- Se mordía la esquina derecha de su labio inferior, su gesto típico cuando está pensando. Su sonrisa de inocencia juguetona no se borraba (ni se borrará)- ¿Entonces?...

La gente ya no importa. La música ya no importa. El lugar ya no importa. Estoy aquí, y ya no pienso. He pensado mucho en mucho tiempo. En este momento sólo siento... soy.

-Mariu- nos dejábamos llevar por la nada, por las espirales, por el calor de su respiración...
-¿Quep?
-¿Puedo hacer algo?- le dije casi susurrando, mientras ella cerraba los ojos e inclinaba su cabeza, recostada sobre la pared, sentada en el suelo... los delgados hilos de su cabello cobrizo que caían sobre su frente, parecían ser el suspiro de la luz que, desde que llegamos al bar, nos guiñaba.
-¿Quep?- de nuevo se mordía el labio, cerraba los ojos, respiraba un poco agitado... su juego de inocencia para obligarme a saltar había dado frutos...
-Esto- y sucedió. Su boca, la mía. Su aire, el mío. Sus manos en mi cuello, las mías abrazándola, como para que no se desvanezca...

Horas. Besos y caricias. Otra cerveza. Un cigarro. Más cervezas y muchos cigarros. Infinidad de besos y caricias. Sonrisas, carcajadas, miradas y alguna que otra frase "no prefabricada", sincera y hasta cierto punto desesperada. Me perdí en un pensamiento, en un miedo... un miedo muy grande que me persiguió.

-¿Qué pasa carlitos?- de nuevo esa frase. Tu frase, la que me hace soñar.
-Nada. Me perdí en un pensamiento... no sé, algo que me dió miedo...
-Sí, yo sé. ¿Has pensado en lo extraño que es esto?
-Sí, es muy loco.- Ella suspiró, pero no era un suspiro de alegría como hace unos instantes, era de preocupación...

-¿Qué pasa Mariuge?
-Nada...-suspiró de nuevo- ...Es que, no sé. Estaba pensando en Esteban...-lo dijo con la preocupación de cómo podía yo reaccionar al escuchar ese nombre, al pensar en lo que sucedería al salir de aquí, al pensar luego de esta noche...
-Sí, yo también estaba pensando en eso hace un rato. Será enfrentar esto... no sé, ¿Qué hacemos?
-¿Y si dejamos todo? Nos olvidamos de todos, de todo... huímos! Nos hacemos artesanos y escapamos a la playa, a parchar...
-No sé, ¿Cuándo nos vamos?
-¿En serio?- dijo mientras se acomodaba en el suelo, como si hubiera dado un pequeño salto de alegría. La emoción le saltaba de los ojos, y no podía tener las manos tranquilas.
-Síp. No tengo nada que me atrase. ¿vos?
-Tampoco...

Huímos. Soñamos. Vivimos el sueño último que cualquier ser humano puede tener.
(...)
_______________________________________

Acto IV
(De la locura, las enfermedades y la realidad)

Esteban llegaba un poco asustado. Mariuge lo esperaba intranquila en la mesa. Su mirada se perdía en una luz que se apagaba. Esteban se paró frente a ella, quien se dió cuenta de su presencia hasta que no pudo ver la luz. Lo miró con los ojos hechos cristales rotos y lanzó sus brazos a su cuello. Él la recibe con un fuerte abrazo, rodeando su cintura y apoyando su nariz en su hombro, como respirando sus cabellos siempre olorosos a alegría y esperanza.
Pasan unos cuantos minutos así, de pie frente a la mesa sin importar lo que el resto de personas piensen. Mariuge respira profundo como para controlar las lágrimas que quieren salir (y que a ella no le gusta que salgan, no le gusta que la vean llorar) y termina esa aspiración profunda con un suspiro. Se calman.

-Yap.- dice casi susurrando, con la voz de dulce que la caracteriza pero con cierto temblor al hablar (las lágrimas que no salieron se acumularon en su voz).
-Bueno, sentáte. Tranquila.

Ambos guardaron silencio durante unos minutos, durante unas eternidades, según ellos sintieron. Esteban rompe el silencio.

-Pobrecillo. No sabía que estaba tan enfermo del corazón ni que le podía pasar eso.

Esperó a que sus palabras tan toscamente elegidas causaran el peor de los efectos. Se arrepintió de ser tan crudo para hablar hasta después de haberlo dicho. Sólo esperó en el silencio que mariuge generaba mientras se mordía su labio.

-Sí. Yo sabía que estaba mal pero no tanto. No sabía que podía darle un derrame... Antes nos había asustado, pero yo pensé que ya estaba bajo tratamiento... Yo sé que va a sonar muy feo, pero mejor se hubiera muerto...- terminó la frase agachando su cabeza, mirando hacia la mesa y trantando de contener más lágrimas (éstas de nuevo se acumularon en su vocesita).

-Tranquila, yo lo sé. -le tomó las manos y se las besó- Es preferible antes de quedar para siempre en una cama sin poder hablar o pensar... Suena feo pero era preferible que muriera. Pobre carlitos...

-Yo... no sé. No sé si te acordás que yo te conté que Carlitos se puso adecirme cosas, de que me quería, que estaba enamorado, esas varas... no fué hace mucho como te dije, fue el día anterior a su ataque. Pero sí yo le dije que no, que yo estaba con vos, que te quería mucho. Pero me siento un poco culpable...

-¿Por que? No tenés la culpa de nada. Si vos me querés y yo tambien, no somos culpables de nada. Si a Carlitos de dió lo que le dió no lo podías evitar... Mariuge, no te sintás mal. No es tu culpa ni la mía, talvez ni la de carlitos...

-Dicen que puede pensar, pero no se conecta con su cuerpo... ¿en qué pensará?...
____________________________

Bonus track:

Acto I.2
(De la continuación y la realidad)

-(...)
-(...)
-(...)
-(...)

-Está bien. ¿En qué pensás?
-En nada, sólo me perdí en una luz...
-No se vale usar frases mías... ¿Me vas a decir en qué pensás?
-En todo y en nada concreto.
-¡Qué específico!... No se vale, tenés que contarme.
-Pensaba en vos, en lo linda que sós, en lo mucho que te quiero... En lo mucho que me gustás...
-Carlitos, no. Vos sabés que así no son las cosas. No echés a perder nuestra amistad. Yo a vos te quiero como un hermano, nada más.
-Mariu, perdón pero no lo puedo evitar...
-Carlitos, mejor dejálo hasta aquí. Vos sabés que yo estoy con Esteban y que entre nosotros no puede pasar nada... No arruinés nuestra amistad, punto. Dejálo así o sino me tendré que ir...

(...)
____________________________
____________________________

Ahora tengo que terminar este cuento, Carmen le encontró el significado al punto (.) que un día le comenté; un significado que yo no le dí pero que ella quiso aceptar. Por lo demás no se preocupen, carlitos está bien, su salud es estable y aunque no reacciona parece que es feliz soñando conlas cosas que nunca pasaron ni pasarán. No vive pero ahora sueña y vive un sueño. Mientras no se dé cuenta de que todo es falso estará bien (Por favor no lo despierten).

Espero algún comentario.


Saludos,
C. Del Valle

Intitulado II (Ensayo de una respuesta para Alma)

A Victoria,
ya lo encontré.
_________________________________

No, Alma,
creo que todavía no me comprendés.
El sufrimiento-piel de la Luna
está en la cara que no le vemos,
en la cara que nos oculta.

¡Pero Alma,
Orión no la consuela!
¿Acaso no lo ves?
sólo la está acompañando;
Orión no llora con ella,
sólo la guarda el silencio solemne del amigo...

!Pero Alma,
tampoco en eso me entendés!
Yo no te sirvo para consolar a la luna.

Sí, es cierto,
existo pero nunca estoy.
Vivo,
pero en ningún sitio.

Alma, ¿Cómo una sombra
puede hablar con vos
y consolar así a la Luna?

Alma,
la Luna se ahoga en su propia tristeza
y la esperanza melancolía
parece disiparse para siempre...

¡Alma,
la luna llora!
Escribíle otro poema o morirá.

Alma,
el dolor la Luna lo esconde
y ni siquiera Orión
(ni la estrella-nebulosa)
la pueden consolar.

Alma,
confío en tus letras.

¡Alma,
confio en vos!
______________________________________


C. Del Valle

sábado, julio 01, 2006

La Tarde (sobre espinas)

A Car. Mil. Esp. y CQN. Disculpas y alegría próximas. Cuando quieran les leo las cartas.
A Victoria, Efra, Amanda, Amandita, y a otros que ahora se me escapan, gracias por estar ahí aún cuando no entienden nada. Por los abrazos y los consuelos no pedidos y no entregados (a veces) pero recibidos.


"Dios no le da alas a los animales ponzoñosos"
-Ya te lo expliqué-
_________________________________________

La tarde se congeló en un clima que no es para este tiempo,
es una espina de diciembre clavada en la mitad del año.
Pero lamentablemente encajó bien en mí, siempre hay muchas espinas.

Hace mucho que no me sentía así.

-¿En dónde están?
-
-Y no me invitan a tomar café con uds?

La pregunta parecía simple y normal, pero enrealidad lo que buscaba era una mano extendida que me ayudara a levantarme, como la que vós me dabas cuando no quería despertar...

-En realidad no me pasa nada, ¿por qué?
-
-No. ¿Cómo se me va a notar que estoy mal, si no lo estoy?

La verdad es un poco dificil decir que no tengo nada. ¿Es posible que los amigos sean tan perceptivos?

-No sean mentirosos, ¿Cómo es eso de que me veo como triste pero no por algun dolor de cuerpo sino un dolor sentimental? ¿Por qué lo dicen?(Eso no se puede notar así de fácil, es pura hablada... creo... ¿En serio seré tan evidente?)
-
-No les parece que la tarde es un poco extraña?, este clima es como de otro momento...
-
-Sí, exacto! Como diciembre...
-
-A mí no me gustan estas tardes, este clima... Tal vez por eso, porque parece diciembre.

A veces es bueno tener amigos... Algunas veces te dan un abrazo sin saber qué te pasa. Algunas veces te hacen sonreír un poco y otras veces son muy necios. Pero también me es incómodo no poder decir lo que me sucede, y aunque he jurado quedarme siempre con lo bueno, también dan ganas de llorar... no lo puedo evitar, aunque finalmente no salen lágrimas las ganas están presentes. todavía no me lo explico, pero están.

-No lo sé, talvez estoy un poco cansado, o tengo sueño. O talvez es algunas de las enfermedades que últimamente tengo, que son muchas por cierto.

ef-Carlos, no. Se le nota que está como triste. Se ve que no es algo como del cuerpo es como sentimental.

-No sean mentirosos, ¿Cómo es eso de que me veo como triste pero no por algun dolor de cuerpo sino un dolor sentimental? ¿Por qué lo dicen?

No lo puedo evitar, he tratado de ver a las calles vacías de un sábado por la tarde para distraerme y no estar así, pero en realidad eso es: Ahora no puedo hacer nada más estar así, después de este medio día no puedo pensar en nada (ni siquiera en esto), ahora sólo siento. Y no sé que es lo que siento.

-Esta tarde (como de diciembre) me da la impresión deque todo es como una espiral... Saben qué, vivo en una espiral que nace y muere en otra espiral... (disculpá por robarte el concepto, pero es así como me siento ahora)

ef-¿Qué es eso de las espirales? No entiendo, ¿tiene algún significado o sólo te lo inventaste y estás hablando mierda?

-No. En realidad sí tiene un significado, pero todavís no lo entiendo del todo. Lo sé, pero no del todo. En realidad no me lo inventé, sólo lo asumí... Tuve que aceptarlo así es esto de las espirales... ¿A veces no odian que la dialéctica se aplique a todo? ¿Qué los segmentos de una totalidad se desarrollen de formas desiguales y se combinen para dar a ser lo que es en todo?

ef-¿Qué?

am-No, en realidad a mí me gusta, me parece que la vida es más fácil así.

-A mí no me gusta, creo que si la lógica formal fuera absolutamente cierta y aplicable sin contradicciones, serái talvez todo un poquito más fácil...

ef-Todavía no entiendo eso de las espirales, no pueden nacer y morir en una espiral... Serían algo así- hizo un ademán como de enrrollar un resorte, que se hacía grueso y luego delgado- formaría conos...

am-Jaja...

-No. Todavía no entendés...

am-En realidad no es como espirales, no puede serlo. Es antimarxista, vos lo sabés. De eso discutía con Alberto hace años, cuando todavíia nos hablaba. Si fuera una espiral, ¿dónde quedan los saltos?

-Por eso nacen y mueren en otra espiral... esos son saltos. Seamos realistas...

ef-Ja, hablás de espirales y decís que seamos realistas... Uy sí, espirales, Qué poco volado son las espirales!... Jaja...

Dos tazas de café. Una empanada. El café está caro, pero el lugar es bonito y el café no sabe a rechinado, Está bien. Se acerca un artesano argentino que andaba parchando por ahí. Todavía no lo entiendo ¿soy tan evidente?

----Señores, y señorita, si quieren ver los trabajos que traigo por acá, che.

-No gracias. Somos unos limpios que están tomando café.

----Che, que le pasa? Se nota cmo triste.

ef-Vé Carlos! yo se lo dije se ve como mal.

am-sí.

-No nada, no tengo nada.

----Claro que sí. Mirá joven, se te ve en la cara que sós como simpático, pero tenés una expresión de tristeza... Cuando querás aquí hay un hombro par que llorés...

-Tranquilo, no tengo nada. Uds también, dejen ya eso. No tengo nada, seguro sólo sueño...

Claro, talvez sueño no pero sí cansancio. Cuando algo así pasa lo ideal es, bueno, en realidad no sé si sea lo ideal pero es lo que acostumbro hacer, cuando algo así sucede prefiero huir... simplemente, siempre huyo, me alejo... callo, espero, y talvez no me sano, pero me siento un poco peor...
El gran problema es que ahora no puedo escapar, por condiciones de vida, por promesas e ideologías. Ahora tengo un compromiso más allá de mis deseos, tengo un trabajo que cumplir (vease "Sobre la sonrisa inocente de Amandita y el Socialismo"). Todavía estoy pensando.

El aire frío no se intimida ante el sol directo, insistente. Ambos el día de hoy han entrado en una lucha que lo único que genera es un día extraño y normal, si fuera diciembre.


*-Sé que no puedo pedir que todo sea igual que antes (A no es siempre igual a A), pero ¿podría pedir que no cambie y semaos como antes?

-Esa era una condición cuando todo ocurrió, eso de antes no se pierde, ¿lo recordás?


La vocesita de porcelana, agradable, fina, de nuevo acarició mi frente y luego de disculparse (pese que le digo que no lo haga) suspiró. (Todavía no entiendo porqué, no debemos suspirar de dolor o de remordimiento. Eso no se hace. pero creo que todavía no lo entiende)

De vuelta al café. Ya no etoy solo, tengo a los de siempre a mi lado. Aunque non entiendan nada. Los que siempre están, no sólo para las mesas de tragos... Esos que se preocupan cuando mi corazón no quiere latir más, o cuando quiere estallar. Vós estás entre ellos y eso me consuela.
_______________________________________

Perdón, pero las historias de ángeles no me salen tan bien como a Conqueno. Mi admiración literaria.

Saludos,
C. Del Valle.
/No sé, creo que ya conosco lo que significa el punto (.)/

jueves, junio 29, 2006

Un arrebato del desastre más dulce y amargo...

A Carmen, perdón o gracias, ya no lo sé...
No lo sé, no consigo ordenar mi cabeza...
_______________________________________________

No sé cual es el fin de este post, ya no escribo para relatar historias ni para revivir memorias... ahora sólo desería o continuar con el salto, o solamente volver a estar bajo las andanzas de un carlitos que nunca logrará nada... no sé, talvez a veces es bueno que las cebollas sean sólo cebollas y las espinas sean espinas, pero cuando las cebollas tienen (sí, es muy extraño) una capa de chocolate y te jura que es un chocolate y te vas de bruces por el chocolate, y de pronto descubrís que realmente nacés para ser una herramienta; nada tiene sentido...

esta es una rabieta contra mí mismo, contra lo que soy y contra el hecho de sentirme culpable y a veces no, el hecho de saber el mal que he hecho pero a la vez comprender (porque así lo he pensado siempre) que no me debo arrepentir sino asimilar los hechos concretos que han ocurrido y analizar el porqué, comprenderlos y saber que estuvo mal y que puede estar bien... perdón, es mi método de analizar la historia... mi historia, nuestra historia, la historia de todos nosotros los implicados...

Aún así no puedo dejar de lado que me duele el saber que no soy más que un instrumento para dañar, una herramienta usada con un fin específico, una herramienta para la venganza...
Es extraño, pero el animismo parace ser una supervivencia nuestra (dirían lo evolucionistas): ¿Desde cuando las herramientas sienten, piensan o hablan? ¿desde cuando la técnica llora?

En este momento ya no sé que debo pensar o escribir, estoy muy cansado y todavía no me pasa el shock. Ahora recuerdo cómo había sobrevivido hasta el día de hoy, cómo pude llegar hasta aquí, cómo era posible que me moviera por el mundo: Mi método privilegiado para enfrentar los males que rondan por todos los sitios es el desdoblarme, el ser siempre dos, dos yo muy distintos... a veces soy más de dos...

Hoy que me enfrento a otra situación en la que jugué el todo por el todo, inconscientemente y luego muy conscientemente, en la que sabía iba a perder todo; me desarrollé tal y como soy y fuí siempre, y por otra parte me desarrollé a partir de un salto cualitativo... te lo explico así de fácil: si no me ves desgarrame el hígado que te amó (Ndembu), es porque ese producto del salto está escondido y protegido bajo quien soy y fuí siempre... es la contradicción en su esplendor... (continuan las analogías socialistas, esas que decías te divertían).

NO sé que pensar o que decir, lo siento no basta y no es necesario, nadie me lo pidió. No sé si se debe decir, o si lo quiero decir... No sé, hay hechos concretos que todavía no entiendo... Todavía no me entiendo, no te entiendo, no lo entiendo a él... Sé que estos distintos segmentos se han desarrollado de forma desigual (de igual forma se han desarrollado mis dos yo con vós) pero todavía no sé cómo nos combinamos, ni porqué...

No sé, disculpá esto. (Soy necio, muy necio, te lo advertí; a como vós me advertiste que esto sería lo que es ahora). A CQN, también disculpá, no sé qué pasó aquí...

C. Del Valle
por mis yo...

martes, junio 20, 2006

Otro Acto corto.

Carmen, milagro de las espinas:
Me preocupa tanto Carlitos, como vós te procupás por mí (inconscientemente).
__________________________________

Recordé que tenía finales, que las copias están en el folder 23 y que son del curso que ya casi está por perdido... Ah!, y que obviamente no tengo las copias todavía...

Ya era un poco tarde, cerca de las 8 pm y las fotocopiadoras las cierran a esa hora. Tuve que ignorar el hambre y salir en busca de las copias, pero en el trayecto de mi apartamento a la U apareció una amiga que me ha dicho que debo olvidarme de la copias por hoy: Ya la fotocopiadora está cerrada.

Regresé un preocupado a mi aparta, pero de camino creo que no recuerdo bien lo que sucedió. Hay algunas imágenes confusas entre vos, Mariuge, y el teléfono público desde el que llamé a Ilea...

He despertado aquí, tratando de ordenar las imágenes sin nombre de lugares desconocidos hasta ahora y rellenando los espacios de tiempo que no recuerdo con imaginaciones sobre los que puede haber hecho.

-Buenas noches, ¿con quien hablo?
-
-Ah, Hola Marielita, ¿Por ahí no está su hermanilla?
-
-¿Y no sabe a qué hora viene esa vaga de Ilea?
-
-Ah, está bien, seguro llega tarde. Que mal, entonces es inlocalizable, en la casa de Gustavo no tiene señal el celular... Bueno Chao...

Ilea no aparece, no es de extrañar. De nuevo en este sitio vacio, habitado sólo por las sombras de mis difuntas esperanzas, alimento la ansiedad de ver que llamás por teléfono para saber si aún respiro...

-Andrés, vamos por un café.
-No sé Carlitos, creo que no.
-Vamos, tengo ganas de salir de aquí.

Talvéz lo que E. Andrés dijo sea cierto, debo dejar de hablar con Ilea, es posible que ahí radique todo esto... pero no, de hecho ya casi no hablo con ella, creo que eso es lo que me tiene más confundido... no lo sé...

-Carlitos, mirá, yo creo que vos deberías dejar de hablar tanto con Ilea, ella se equivoca mucho. No es buena consejera.
-Sí, talvez tenés razón. Pero es que Ilea supo lo que me pasa incluso antes de que yo lo supiera...
-Carlos, No. Ilea está detrás del palo, lo que a vos te pasa es que no hablás con hombres, eso es todo. Pasás mucho tiempo entre mujeres, por eso te complicás tanto. Tratá de hablar más con otras personas, contáme, ¿Qué es lo te pasa? ¿Quién es? Decí y no seas cobarde...

Mientras todos duermen hoy (a pesar de mi promesa de regresar a la vida que se supone un estudiante debe llevar, como asistir y preocuparse por sus cursos por ejemplo) me encuentro en medio de la nada, en medio de las espirales -decía una amiga-, las espirales que se regeneran y se proyectan al infinito, al vacío, a su propia nada...

-Carlos decíme, ¿Te incomoda en algo lo mío con Mariuge?
-No. Claro que no Esteban, ¿a qué viene la pregunta?
-A nada, es que me parece raro que ahora estés un poco diferente con nosotros desde que comenzamos.
-Nada que ver, lo que pasa es que últimamente me tiene preocupado que voy a perder dos cursos y que los otros tres están en veremos...
-Está bien, si no querés hablar de eso, te los respeto. Pero te los diré así, sin miedo: Sos un miedoso, decí las cosas como son y ya.
-Suave, ¿Qué pasa Esteban?
-Nada, ya te lo dije.

La duda recae en ims hombros, las palabras que se suponen quedan flotando en el aire terminan estrellandose como plomo sobre mi cabeza...
Hace falta una mano que me abrace y me consuele en la confusión. Necesito un pequeño consejo, o almenos que alguien me escuche y no tenga vela en este entierro...

Levanté el teléfono y marqué: 275-09... colgué.

Ilea ya debe estar durmiendo, no hace falta que la moleste. Tengo un poco de frío.
______________________________

-Carlos, ¿Qué es lo que le sucede a "Carlitos"?- me preguntó la vocesita simpática de porcelana, mientras acariciaba mi frente y me miraba con cierto cariño (o lástima).

-Nada. Seguro tiene sueño. Por eso se pierde en las ventanas...

C. Del Valle
(por carlitos)

una breve aclaración

Talvez no me he expresado bien,
soy carlos del valle, nací en el 79 bajo muchos males...
Vivo en Costa Rica y a veces logro sonreír...
NO hay demasiado que decir sobre mí, sólo que hace algunos años creía en que todo podía salir mejor, luego me dí cuenta de que debo ser màs realista y menos soñador...
Llevo tres años tratando de convencerme de que existe algo, algo en lo que alguna vez creí, creo que se llamaba esperanza, alegría o simples ganas de vivir; ahora estoy casi seguro que me muevo por la inercia de existir...
Conozco a un joven que se parece a lo que fuí cuando tenía su edad, a él lo he bautizado en este blog como "Carlitos", porque me parece un reflejo de lo que fuí, de mis sueños, de mis esperanzas...
Carlitos me ha contado su historia, la cual transcribo fielmente porque conozco lo que se siente vivir en esa transicion de lo malo a lo peor...
Desearía ser carlitos y poder cambiar las cosas, pero eso le toca a él, yo sólo espero que todo le salga mejor... No quiero que termine como yo estoy ahora, al borde de dejar de existir, porque hace tiempo que dejé de ser...
Es la inercia.
Este Blog cuenta de dos partes que se mezclan en una sola historia. Dos historias de una sola...
Carmen, es el Milagro de las espinas, las espinas que se clavan en el pecho y con quien comparto mis tardes de lluvia y café... una voz dulce que me arrulla y me cura los males con sólo mirarme y besar mi frente... Mariuge es para carlitos, algo similar.

También de searía tener la fuerza de cambiar mis asuntos y que las espinas fueran calas, o pomas...

"Carlitos", espero que lo que sucede con mariuge mejore, yo tambien haré el esfuerzo por mejorar...

saludos,
C. Del Valle.

Cuestiones varias III (C. Del Valle, en primera persona)

Espejismo:
Apariencia engañosa y seductora ...
Eso sos, mi espejismo.

a ver, cómo me ordeno...

Mientras jugaba con el cabello de Carmen y escuchaba la historia de sus muñecas de papel, las tardes de lluvia y los recuerdos ahogados en almohadas; la expresión de mis ojos se volvió más confusa y brotó el recuerdo de que llevo una espinita, una pequeña espinita de porcelana...

Me hace falta reflexionar sobre vós,
porque mientras no entendás quién es
el milagro de las espinas,
no sabrás
que las penas que crean los dolores en el pecho
son producto de tu alegría.

Ojalá pudiera simplemente agachar la cabeza
y disfrutar las espinas
(tal y como me lo ha dicho Victoria)
o simplemente esperar a que llegue
una especie de metáfora de Sol,
que acabe con "Carlitos" y encontrar así
la libertad de las palabras;
pero no puedo decirlo todo por temor a exponerme
y a tener que pasar más tardes de lluvia
caminando sin esperanza de sonreir...

De nuevo estoy atrás en la carrera de sonreír, me encuentro atado a la espina que me destroza el tiempo necesario para pensar,
y la ansiedad de letras, canciones y sueños
no es más que la misma historia que
lamentablemente conozco desde siempre...

Hoy que despierto desde el otro extremo del mundo,
estando sin embargo dentro de los límites físicos de lo cercano,
descubro que tu voz de porcelana
me invita a no pensar en vos,
a sonreír a veces,
a soñar siempre,
a olvidar que alguna vez existió siquiera la posibilidad...

Es un día un poco extraño,
uno de esos días en los que parece que tenés todo bajo control
y de pronto descubrís
que relamente no tenés nada
y que lo poco que tenés es efímero,
es casi nada...

No creía encontrar de nuevo la ansiedad indiscutible
de mirar unos ojos cansados y alegres,
de tener la necesidad de escuchar alguna vieja historia
que me aproxime a las noches en las que descubro
la armonía de tu silueta en un bar,
en un restaurant,
en algún sitio, riendo...

Ahora la espina me devuelve necesidad de escribir
cuentitos tristes para desahogarme,
de volverme un ser herrante y sombrío
capaz de sonreír y a la vez morderse los labios
para ahogar los gritos desesperados de dolor...

Nunca tuve mayor ambicion que ser libre de estas necesidades,
ser libre del desengaño, de las sombras y del miedo,
pero una vez más soy testigo (y actor)
de lo que sucede cuando los espejismos
se convierten en nada...

C Del Valle.
Disculpen el arrebato...

lunes, junio 12, 2006

cuestiones varias II

Victoria:
Gracias. Ahora estoy un poco más (in)tranquilo. Espero que a mí tambien algún día me llegue el cambio como el Sol, para dejar de vivir en estas sombras afixiantes.
A Carmen, Milagro de las espinas...
____________________________________________

Lo haré fácil, un resumen,
más por evitarme los pormenores dolorosos,
que por no gastar el tiempo necesario para reflexionar.

La historia se resume en tres lágrimas azules,
profundas.
Las lágrimas que...

Sí. Yo sé que dudás de mis lágrimas,
pero yo tambien desearía que no estuvieran.
Lo que más me incomoda, creo,
es que la humedad me nubla la vista otra vez...
Eso me asusta, mucho...

C. Del Valle

Una actualización al cuento corto

Espero no ser muy molesto con este cuento, pero lo que le sucede a Carlitos (disculpá que te llame así, pero es de cariño) no puede quedarse sin que alguien lo lea. Quisiera que todo le saliera bien pero la vida es distinta a lo que deseamos que sea...
_____________________________________________

-Ileanita, llamaba para saludarte y hablar un rato... bueno, cuando podás me llamás. chao.


Colgué el teléfono esperando que Ilea recibiera el mensaje de voz lo más rápido posible. han pasado 15 minutos desde eso y parece que Ilea no lo ha recibido, lo más probable es que no lo haga hasta mañana, debe estar afuera de su casa con Gustavo, su compañero.

-Mariu, ¿Qué es lo que me vas a contar? Es algo bueno, porque hoy estás muy feliz.

¡Qué idiota! Mejor no hubiera preguntado nada... Vamos Ilea, llamá, me está matando esta espina...
Ilea, es en serio, necesito hablar con vós. Sós la única que conoce todo... vamos llamá.

¿Porqué putas siempre pasan estas cosas? Sé que es en parte mi culpa, pero ¿qué querés que haga? Ileanita, llamá. Necesito hablar con alguien, con vós. Sé que hace tiempo no hablamos detenidamente pero ahora estoy muy mal, no me siento bien... ¡Llamá rápido!

-Mariuge, ¿es en serio?
...
-No, por nada. Me parece muy bien, si te sentís bien perfecto. Me alegra mucho. Que dicha, ojalá les vaya bien. ¿Cuando comenzaron?

¿Qué iba a decirle? Son mis compas, somos compas... Todavía no sé, no sé nada, no entiendo... Ilea, ¡¿Qué putas estás haciendo, por qué no llamás?! Necesito hablar con alguien...

Eso es, sólo somos compas... compas...

-Mariu, no sé... ¿Estás segura de esto? Me alegra por los dos pero no sé, me parece raro... no me los imaginaba. Está bien, pero no sé...
_____________________________________________________

C. Del Valle

jueves, mayo 25, 2006

Varios actos después de un cuento corto...

Ileana, no sé si continuar escuchándote,
me confundís.

Quisiera que fuera distinto, pero así es...

______________________________________________________________

(Acto Único)


Mariuge, sabés que no te puedo decir nada más.


Mirá, ayer cuando pensaba que en medio
de las cervezas, de wody allen
y de freud,
iba a encontrar un descanso de vós,
me sentía reconfortado;
pero luego cuando me dí cuenta
de tu presencia inegable
(sobre todo después del correo de catalina) no pude pensar más,
dejé de existir...
o de ser (nuevamente)...

-Ileana, creo que tenés razón...
-¡Vés, te lo dije! ja, yo no me equivoco...
-Pero Ileana, yo no quiero, en eso radica toda mi negación... yo no quiero Ileana, ayudáme...
-Pero Carlos, yo tedije que tenía razón, dejáme disfrutarlo. Yo nunca me equivoco en esas varas...
-Ileana, ¿que hago? No sabés los problemas que me trae el sentirme así, tan mal...
-¿Mal? pero si eso no es malo, al contrario. Claro, aveces puede uno pegarse "gueiso", pero por lo general en cuestiones como las de ustedes esa vara es buena, es muy buena.
-Ilea, creo que todavía no lo comprendés...

Ileana todavía no lo entiende, yo todavía no lo termino de asimilar. Me siento mal de sentirme bien, porque no llego a sentirme bien mientras sé que me sentiré peor cuando toda la concepción "etérea" se vuelva lo que es: nada. No por mí, sino porque así es siempre. Lo sé.

-Ileana, si pudieras conocer toda la historia, entonces sabrías lo que te digo...
-¿Toda la historia?¿De qué?
-Nada Ilea, creo que no entenderías...

Regresé de mis pensamientos y todavía me encontraba en la mesa, rodeado de botellas vacías y cigarros consumidos hasta el filtro.

-¿Qué te pasa?-me preguntó de nuevo la vocesita dulce y agradable, mientras yo no podía regresar del encanto de su porcelana. Yo sé que ella existe, aunque en ese momento me parecía que la había inventado para no sentirme tan mal. Creo que de nuevo me acarició la frente.

-Nada, tengo sueño-le contesté recurriendo a la vieja excusa de siempre.

La vocesita se desvaneció. Se desvaneció conforme yo me desvanecía en medio de todos. La noche se volvía tan confusa como lo que nadie se imaginaba y lo que todos deseamos vivir...

-Mae, reaccione!
-¿ah?- fué lo único que se me ocurrió decir entre tanta conversación ajena, luego de pensar en la vocesita de porcelana, que existe, yo lo sé. ¿Una niñita? No, al menos creo que no. Una muñeca de porcelana que regala besos, me suena más.

-Dejá de pensar en "eso"!
-¿En qué?
-Eso, ¿vós pensás que no sé en qué estás pensando?
-No. Yo sé en qué pensás que estoy pensando, pero no estoy pensando en eso...

Y la conversación se perdió en medio de frases sin sentido que no quise admitir ni desmentir, pero mariu, vós sabés lo que yo digo.

-Ileana, ¿Verdad que vós sí sabes a lo que me refiero?
-Mirá Carlos, yo te lo dije desde el principio. Hasta Gustavo me lo confirmó. Es algo obvio.

Todavía no termino de comprender (ni siquiera he comenzado a hacerlo) porqué es algo "obvio". ¿Por qué si es tan obvio yo no me había enterado de esa posibilidad hasta que Ileana me la contó? ¿Será que no quería admitirla? Definitivamente, no debo hablar más con Ileana, me confunde...

-Mariu, comprendés?...
____________________________________________________________________

C. Del Valle

Cuestiones varias I

Hace algun tiempo yo creía
que era un simple elemento movido por el destino,
una ficha más movida por una fuerza externa.
Luego pensé que era solamente
producto de mis decisiones,
que yo mismo controlaba mi vida...
Luego comprendí que soy producto de la masa humana,
que todo lo que soy y lo que debo
es producto de la historia.

¿En manos de quién está mi destino?

domingo, mayo 21, 2006

Y la tarde fría me clavó sus colmillos...


A Victoria que atendió el teléfono,
a la vocesita de porcelana graciosa y agradable
y a otros,
gracias por el apoyo de siempre.


No es para nada un escrito filosófico, ni poético, ni político. Sólo biográfico. Las disculpas del caso.
_________________________________________________

Hoy me desperté triste y sin razón.
Para cuando reaccioné me encontraba bajo la ducha,
húmedo.
Hacía ya más de 25 minutos que me encontraba titiritando
bajo el agua y recién lograba ordenar mi cabeza para pensar en algo
concreto.

Me perdí entre las difusas imágenes de los sueños recién vividos
y de lo que no recuerdo haber vivido
pero sé que sucedió.

Cuando recordé que estaba vivo
ya me encontraba en vieja la plaza,
sentado mirando a las personas vivir, soñar en parejas,
reír, desesperarse...
Algunos ni se daban cuenta
de que existen otros seres en este mundo que no sean ellos...

Tres horas, es increíble,
ya son tres horas de estar aquí en la plaza
sin ninguna razón válida para el mundo,
tres horas sin concretar un pensamiento
y tres horas de ver todo lo que no ocurrió nunca,
todo lo que puede ser y lo que nunca será también.
¿Es posible pasar tres horas sin existir y despertarse a intervalos irregulares
pensando en querer pensar?
Existía, debo disculparme, pero no era...

En un arrebato de lucidez
marqué el único número telefónico que recordé:
-¿en dónde estás?
-no lo sé... en la plaza, creo.
-¿qué te pasa? decíme, ¿qué es lo que tenés?, me preocupás...
-nada, sólo nada... ¿querés acompañarme?
-no puedo, vós sabés que si yo pudiera estaría ahí, pero hoy no puedo ir... ¿pero qué es lo que tenés?
-nada, gracias... estoy bien, tranquilizáte... es sólo un pequeño arrebato de melancolía, creo... ya pasará...
-¿seguro? no te quedés ahí, vete para tu aparta. no te quedés solo.

Otra hora.
Murió una hoja y el funeral lo efectuó
el viento.
Otros 15 minutos.
¿dónde desperté?
aquí, disimulando los rasguños de una tarde
fría, una tarde vacía.

-¿Qué en dónde estuve? por ahí...

mientras mi mirada se perdía en el aire,
una mano me acarició la frente,
acomodando un mechón de cabello que siempre me caía en los ojos...

-¿Qué te pasa?- me preguntó una voz pequeña, simpática y agradable.

¿Qué le iba a decir a una creatura de porcelana que me miraba inquietamente, como preocupada?

-Nada, tengo sueño...

Así transcurren los días desde que tengo razón,
bueno, desde que conservo recuerdos,
confusos pero recuerdos.


C. Del Valle

Cinco actos cortos antes de un Cuento corto en dos actos (

Aclaración necesaria:
Estos cinco actos son los que preceden al cuento corto en dos actos, y no tienen como fin ser una obra literaria. Me ví comprometido a escribirlo por respeto a la verdad. Disculpen las molestias.

A "Carlos", "Maria Eugenia" y "Esteban".
Un reconocimiento a las fiestas juntos.


_____________________________________________________

I

¡jueputa, ¿Qué hora es?!
¡Que mierda, no fui a clases! jueputa sal, otra vez me quedé dormido. ¡Qué mierda! Diay sí, ahora me duermo un rato más, ya no fui a la U...
Que goma más hijueputa...
_____________________________________________________

II

-¿Esteban, ud ya comió? Vamos conmigo a la soda. /-Sí, porfa... /-Vamos conmigo, yo no he almorzado.../-Ay Esteban, jale, son las 4:30... /-¿sí?/-bueno, sólo traigo mi bulto.
_____________________________________________________

III

"Qué mae más rara, siempre me busca en una pura insistencia para que la acompañe a todo lado... para mí que le cuadro. Diay sí, para mí que es eso. Ahora la acompaño a ver qué, si la mae se pone muy tonta le llego... jaja" /-Vamos entonces, así yo me tomo un café...
______________________________________________________

IV

jueputa, ¡qué buena dormida! son las 4:30, a ver... doce... ¡qué, dieciocho horas! uff, que bestialidad lo que dormí...
No, ya me levanto mejor, es demasiado. Ahora caliento un poquillo de comida, me alisto y voy a buscar a los compas para echarnos una birrita...
_______________________________________________________

V

-¿Mariu, vos qué? ¿ no andás con nadie? /-Ah, dejáte de varas, ¿en serio?/ -Diay no, decía. Era para ver qué, si yo tenía posibilidades por ahí... /-Ja,ja, claro, ¿te imaginás?, vós y yo tendríamos una buena relación... /-Ya, hablando en serio, ¿Qué te parece la propuesta? /-bueno diay, lo intenté... /-todavía pienso que no sería tan malo... /-Carlos me acaba de mandar un mensaje al teléfono, dice que en dónde estamos para tomarnos una birra, ¿Le digo que nos veamos en la fuente y de ahí nos vamos para el bar? /-Ya, le dije que a las 6:00 en la fuente...

jueves, abril 13, 2006

CUENTO CORTO EN DOS ACTOS

Este cuento corto en dos actos, nació bajos circunstancias muy extrañas. De hecho, no nació, sólo es.
Pido disculpas a los que, cuando terminen de leerlo, tengan una sensación de vacío, de haber desperdiciado el tiempo.
Yo hubiera deseado escribir otra historia, una que tuviera más sentido, una que terminara mejor; pero a veces le hago caso no a lo que quiero que sea sino a lo que simplemente sucede...

Cualquier similitud con la realidad, no es casualidad.

________________________________________________________

A "María Eugenia"
Esto es lo que sucedió y no sabés
I

...Maru, entendé ¿Pensás que esto es una broma?

Maria Eugenia, no tengo nada más que decir, bueno sí, mucho, pero mariuge yo sé que me entendés a pesar de todo. Maru...
Sí, lo sé, pero tampoco era que yo quería terminar así de patético, pidiendo que me regalés una mirada dulce, tan sólo una, una fugaz...

¿Ves? Es patético lo que estoy diciendo, parece un dialogo de telenovela mexicana... ¡guacala!

Mariuge, por favor, no me mirés así. Que no lo hagás, por fa... Me estás viendo con unos ojos lastimeros, como si dijeras: "Pobrecito idiota... ¡Ay Carlitos, que ingenuo que sos! já, de mí... lo peor son esas frases tan cursis que decís, idiota, y llegar aquí y hacer esta escena... no cabe duda, sos un fracasado..."

Pero no, Mariu, aunque me veás así, aunque pensés esas cosas yo no soy un fracasado, talvez lo fuí al pensar tanto en vós, pero no voy a dejar que una "tipeja" me humille. ¡Te podés ir a la mierda!...

Esta hijueputa... "carlitos", quien se piensa para decirme así, con disminutivo, como si ella fuera superior... Pues de "carlitos" no volvés a saber nada...>>
________________________________________________________

II

-Esteban, me preocupa Carlitos...

-¿Porqué, qué tiene? Yo lo ví bien.

-¿No lo vió? Ahora, cuando llegamos los tres, él venía como siempre; bueno, talvez un poco pensativo. Pero a la segunda cerveza se quedó como distraído, viéndome un gran rato; luego se levantó como enojado y se fué! Así sin decir nada...

-Déjelo, ese mae está loco o idiota. Si se fué así era porque tiene que ir a trabajar o algo se le olvidó y salió corriendo, eso es todo.

-No Esteban, es en serio. Desde hace días anda muy raro, me preocupa como se comporta...

________________________________________________________

C. Del Valle.

miércoles, marzo 29, 2006

DE SONIDOS Y SOMBRAS

A Martita Luna,
espero que te acuerdes.
Las disculpas del caso,
un poema viejito...

"Quisiera encontrar tu sombra
a mis espaldas,
vigilando mis pasos
y besando mis palabras.

Quisiera que la luna-testigo
fuera cascada-luz
en la cual sumergirnos
y descansar... juntos.

Ojala pudiera distinguirte
entre la muchedumbre
llena de miedos,
descubrirte alegre, dulce, osada...

Ojala que contigo
se desvanezcan mis penas,
esas espinas clavadas
en el alma.

Ojala pasen los años
y pueda mirarte a mi lado,
sombra palpable, no eterea...

Ojala se cumplieran mis sueños
y no tuviera que olvidar las huellas
que algun dia has dejado
por aqui..."

C. Del Valle

martes, marzo 21, 2006

VALENTINA-PALABRA

Para Victoria Paz,
porque me interesa la historia de Valentina,
es así como la imagino en su adolescencia.
Una pequeña colaboración para tu personaje...
"Valentina nocturna
se sienta en su cama,
rasguña el papel,
suspira y calla..."

Valentina se consume
en el humo vago
de su oscuridad

Grita por dentro
para que nadie la escuche
pero muchos la leerán

"Valentina a oscuras
llora palabras..."

Ella se esconde
bajo sus sábanas,
solloza un poco
y al final estalla

"Valentina, la luna
siempre te acompaña..."

Por fin se han cerrado
sus cansados párpados,
de sus pestañas gotea
la sofocante melancolía,
cristalizada en agua de mar

"Valentina duerme
y su mirada no se apaga..."

Tranquila, Valentina,
por esta noche descansa,
no olvides que mañana
¡puede volver la esperanza!

C. Del Valle


lunes, marzo 20, 2006

(Intitulado 3) Sobre Alma y Aurora

A Victoria Paz (alma),
para que la luna deje de llorar.

"Quisiera leer tus poemas,
lóbregos, mustios
por la muerte y su espera,
llenos de sombra
y tristeza tras las rejas;
impacientes por las horas
de nuestra final entrega.

Así quisiera encontrarte,
a la luz ambarina de las velas;
en la llama que baila,
duende de fuego que brinca y juega
sin caerse de la cera.

Así quisiera encontrarte,
calmando mis penas.

¡Así quisiera encontrarte
y que me leas tus poemas!"

C. Del Valle

sábado, marzo 18, 2006

Sobre la sonrisa inocente de Amandita y el Socialismo

El reflejo de tu futura alegría se esconde entre mis dedos, salta la melodía que la acompañará conforme nacen las palabras: comienza el delirio interminable de creer en vós, en tu sonrisa.

Y es tu sonrisa inocente la que me exige (sin quererlo así) rehacer el proyecto de mi vida y morir en la plenitud de haber ayudado a construirte un mundo sano, digno, justo, hermoso. Un lugar en donde podás vivir alegre y realmente libre, en donde tus hijos disfruten de la realización del proyecto más grande de la humanidad: El Socialismo.

Es el recuerdo de tu inocencia lo que hoy me hizo creer de nuevo en la vida. Esa mirada limpia, llena de esperanzas y sueños, es motivo suficiente para resistir los ataques de la Bestia (Capitalismo) y lanzar una nueva ofensiva para matarla para siempre. Porque en esa mirada tuya se resumen los sueños de vivir libres, sueños que no quiero ver morir bajo la miseria a la que te condenan (incluso antes de comprender que el mundo existe). Así es la Bestia, te condena a la miseria y la frustración, por eso debemos matarla.

A como vós nacés ahora condenada a vivir en la alienación, existen millones en todo el mundo que tambien les han impuesto un oscuro destino: la miseria.

Sí, lo sé, es indignante que millones mueran de hambre y unos pocos se roben toda la comida. Es indignante que los que trabajan apenas si sobreviven y unos pocos parásitos sociales se roben todo lo producido.

Ese es el mundo que tenemos ahora, pero no es el mundo que tendremos siempre. ¿que le haremos? Cambiarlo!!! Vós lo verás, mi niña, como surgirá la nueva sociedad, construida por los millones de trabajadores cansados de ver cómo mueren compañeros de clase por el hambre, cansados de mirar cómo unos pocos se roban lo que muchos producen. Y estos trabajadores construrán el mundo hermoso que merecés, que todos merecemos.

Mi niña, disfrutaremos juntos de nuestra lucha, de nuestro triunfo a su tiempo, disfrutaremos el Socialismo.

Por tus esperanzas y por la de todos nuestros hermanos que son explotados por la Bestia, construremos el arma para matar a nuestro enemigo. Por vós, mi niña, mi Amanda, porque sós quien me inspira a luchar, porque me recordás que existen millones de hermanos que sufren a causa de la Bestia.

Amanda, por vós y todos los que sufrimos bajo esta dictadura de capital seguiremos: ¡Hasta el Socialismo Siempre!!!!!

Se despide de vós, con muchas fuerzas para seguir luchando, tu hermano mayor,

Carlos Del Valle.