martes, agosto 15, 2006

Sobre Noches y Misterios

El misterio de la noche cae por el agujero frío de la desesperación, por el abismo cruel del abandono, por la esperanza inútil de sonreir algun día, de reírme de mis pasos en falso, de soñar alegrías pasajeras...
El misterio de la noche se pierde entre la oscuridad hambrienta de formas, entre las tristezas y penas solitarias, entre las plazas vacías por las que camino, entre las bancas de los parques vacíos y callados...
El enfermo gris -aquel de sombrero y tabaco- se sienta a olvidar lo que desea recordar para siempre; se sienta en las sombras a pensar sobre cómo el cielo se cae a gotitas, sobre cómo se pierde el misterio de la noche, sobre cómo la luna llora, sobre cómo se debe consolarla con poemas, sobre cómo se renace de las cenizas, sobre cómo amandita sonríe, sobre como un extraño al que lamentablemente conoce se sienta a pensar en un parque cuando no hay más palomas que coman del pan que les tira...
El misterio gris se perdió entre tus manos, se murió con los abrazos...

C. Del Valle

No hay comentarios.: