sábado, junio 20, 2009

No sé si lo sabés.

No sé si lo sabés,
pero además de esa sombra a la orilla de la chimenea,
soy ese gato sin dueño que sueña contigo si no estás
y con todas si duermes a mi lado.

1 comentario:

DANIELA MUÑOZ dijo...

A veces los cositos chorrean cosas bonitas, o cursis, bien, no tiene porqué ser lo mismo aunque es igual.