domingo, julio 03, 2011

Sinceridades nocturnas

Mirá,
seamos más sinceros.

Del cielo a la tierra sólo hay un mundo de distancia.
De vos a mí,
lo que queramos poner en el medio.

Mirá,
seamos más honestos.

El silencio en esta casa
nunca se siente.
Pero ahora,
no me deja dormir ni un minuto.

Tres horas

¿Cómo decir lo que no se conoce del todo?
¿hacia a dónde vas, compañera;
y hacia a dónde voy yo?

Si lo que importa es de dónde vienen
las ganas de abrazarte,
¿cuál es la importancia del reloj?