sábado, diciembre 17, 2011

Perdonen a este viejo, perdonen...

Favor no te molestes en saber que este espacio para rendirte homenaje existe...
pero aún así,
quizá no estés nunca por este mundo,
quizá ni siquiera lo quieras conocer.

Pero aún así, me alegra tu alegría,
la luz en tu ventana,
tu juventud cantando.
Quisiera ser mundo del mundo que te arrulla,
por favor no te molestes,
en abrir la puerta -no hace falta-
por favor, ya me estoy yendo,
sólamente dejáme entrar y mirarte con la ternura
de quien ya no tiene nada que perder y mucha felicidad que entregar.

Porque los sueños e ilusiones son lo que nos quedan a los que
de todas formas nos alegramos con la yuca y papas para la subsistencia.

Descuida, por favor, no te levantés de la mesa,
porque la tristeza pronto se va.
Mi bombilla verde se oxidó,
y vos seguís cantando tan tierna,
girando en el centro de la guitarra,
mientras yo te miro de reojo en el eje de un rabo de nube...

CDV.

No hay comentarios.: