sábado, enero 07, 2012

Algunas reglas de convivencia vecinal

Siempre los vecinos!!!
En estos rumbos no podemos vivir sin tener vecinos, y siempre son un mundo de historias aún cuando no los conozcamos. Hoy un amigo me contaba su historia reciente, y me recordó que todos hemos tenido que escuchar las aventuras que no nos dejan dormir... cuando se vive de pared de por medio, por lo menos baje el colchón al piso.

Gritos, los vecinos siempre gritan, es como un requisito para vivir en espacios pequeños, apartamentos pegadítos y nada aislantes de sonido. Algunos gritos de placer que nos desvelan cuando necesitamos madrugar, otros los típicos gritos de los vecinos que no saben conversar si no es 20 decibeles arriba.

Y nunca falta: El equipo de sonido a todo volumen, con la peor música que se les pueda ocurrir. Es otro requisito, los vecinos se acomodan de la forma que la música que les guste a unos sea detestable para el otro.

Hemos de recordar además, que siempre de cada 10 vecinos, debe haber como mínimo una vecina que nos  mueva el piso. Es otra regla, sino se cumple se hace una asamblea distrital para reorganizar el barrio. Ah y siempre hay como mínimo 1 vecino que maltrate a su perro y 1 señora (conozco un caso excepcional de dos "señoritas") que es "la señora de los perros (o gatos, o pericos)" del barrio, o sea la del pequeño zoológico.

Siempre me he preguntado qué pensarán mis vecinos de mí. Todos deberían preguntarse eso, porque siempre uno tiene toda una caracterización de los vecinos, inevitablemente, es otro requisito de la sana convivencia. De los ruidos que salen de tu apartamento te diré quien eres, como el futbolista que vivía en el apartamento de arriba, yo juraba andaba en zapatos de tacón alto todo el día. Aunque en realidad la otra regla de la convivencia, es que ese "quien eres" nunca se le dice de frente al vecino o vecina. Eso violaría todo los principios éticos y morales del alquiler. Por eso mismo, uno siempre se pregunta; ¿Qué demonios prensarán mis vecinos de mí? ¿Será lo que yo pienso de ellos? Malditos chismosos desgraciados, entonces.... (Disculpen el arrebato).

No hay comentarios.: