sábado, abril 07, 2012

La dirección del viento

Con permiso... Gracias.
___________________

Hace unos años éramos muchos, los que veían la página en blanco o el cursor parpadeando a la espera. Hace unos años, nos buscábamos con ansias, así de página en página. "Excelente amigo, mirá este que es nuevo".

Hace unas semanas he visitado viejos lugares, lindos altares que hoy son ruinas derrotadas por el tiempo, sitios hermosos conquistados por la maleza. Los he vuelto a visitar en el afán de saberme un sobreviviente y de querer ver a los amigos en pie. Hoy sólo quedan las muestras de afectos pasados, un pasado que parece vivir sólo de recuerdos.

Si la humilde afición por soltar cada noche lo que llevamos dentro del pecho, es más fuerte que el reconocer nuestras carencias, he de suponer que las sombras de lo que fuimos deben deambular por ahí, igual que yo hoy floto a la deriva. ¿Dónde están, pues, aquéllos compañeros que navegaron en sus barcas junto a la mía? ¿Fueron derrotados igual que yo por el cambio del viento? ¿Volverán a lanzarse al agua o sólo se quedaron mirando la vida en 140 caracteres?

A los que vivieron esa época, y hoy se sientan en una playa lejana a mirar (imagino que con tristeza) el mar. A ellos, este breve recuerdo.

2 comentarios:

Dani dijo...

yo sigo acá, y aún tengo un rincón naranja :)

diezveintiuno dijo...

yo tengo una parecida tristeza...