viernes, julio 06, 2012

Dimelo en la plaza

Mirá, no sé si sabés que es sólo una cuestión de actitud. Bien, superada la discusión, entonces. O al menos eso creo.

Pero lo que sí es el colmo, es que todo es más sencillo de lo que parece. Sin embargo, a veces se ve más complicado. Es cuando las sospechas de crímenes, estafas y sicarios vienen a colación. Y nuevamente debo resaltar que "no entiendo el móvil del crimen a menos que sea pasional".

En fin, lo importante es saber que la diplomacia es un juego que se maneja alejado a la superstición, porque el universo ya encontró su partícula esencial. Y no me refiero a las noticias recientes, sino a las que conocemos hace más de 20 años atrás.

Debo añadir -y no te hablo a vos, amor-, que los idealistas nunca tuvieron la razón al analizar que las cosas tienen movimiento.

Hacerlo todo, sin importar lo que los sicofantes griten en las plazas.

No hay comentarios.: