miércoles, noviembre 21, 2012

Sombra de lluvia I

"...esa noche, el mundo se fue a la mierda, y nadie le avisó"
Alfredo Solano, La lechuza y el dragón

Te escribiré una carta, de esas que nunca se entregan, de las que queman el bolsillo si las guardas, de las que te amenazan por las noches y no te dejan dormir.

Una a una las palabras caerán muertas, heridas por la tinta, prisioneras sin retorno, sin aire.

Me gastaré los suspiros, mientras huyo del mundo, y el mundo me cobrará caro mi abandono, más caro aún.

Como figurilla de piedra, mi piel. Piel cansada, dura como roca, seca y fácil de olvidar. El manojo de heridas mal curadas, quedarán dentro. Como la noche en que los dragones devoraron la hierba.

Te escribiré de pronto, en la noche, cuando más falta hace que rompas la monotonía del invierno. Letra a letra, morirán las palabras.

Morirán, sin retorno, puede ser. Pero en mi boca queda una canción.

No hay comentarios.: