jueves, enero 17, 2013

Agua

A veces la respuesta más compleja pasa por la lógica más sencilla.

Sucede, otras veces, que algo aparece y uno lo ve por casualidad. Uno lo mira fijamente, como tratando de aprehenderlo para siempre.

Algo escondido ahí, en una mirada. Aguas claras en un mundo turbio, pues.

Es entonces cuando se descubre que la respuesta está escondida en lo que quieres enterrar.

No hay comentarios.: